Castrilli en el Congreso: Encontré un grupo que se enquistó en el poder arbitral y lo manejaba con nepotismo

El ex presidente de la Comisión de Arbitros se presentó ante la Comisión de Deportes de la Cámara Baja.

Castrilli en el Congreso: Encontré un grupo que se enquistó en el poder arbitral y lo manejaba con nepotismo
Llévatelo:

El ex presidente de la Comisión de Arbitros de la ANFP Javier Castrilli se presentó ante la Comisión de Deportes de la Cámara de Diputados y explicó que en su llegada al cargo se encontró con una "asociación" de personas que trabajaba enquistada en el poder y manejaba a los árbitros con nepotismo.

"Me encontré con un grupo de personas que a través del tiempo se enquistó en el poder arbitral y manejaba practicando la cultura del nepotismo y las relaciones a través de su cultura del amiguismo, del club de amigos, donde no solo se beneficiaba a quienes ellos querían, sino también se perjudicaba, según el testimonio de muchos de los que fueron desplazados, injustamente a personas que tenían condiciones", dijo el argentino.

"Ese poder arbitral, con características de una asociación, corporación, se fue enquistando y enraizando, también en el aparato de contralor, comandado por uno de los apellidos ilustres que componían esa característica de nepotismo, influenciando con su ascendendencia sobre el resto el análisis de las actuaciones arbitrales", expresó.

Castrilli señaló que cuando Reinaldo Sánchez acusó que existía corrupción en el arbitraje, fue a buscar la información: "Me encontré con la directiva de Santiago Wanderers, donde se me hizo mención que fue personas no identificadas que habían ofrecido servicios de árbitros. El escándalo no es que se sepa... el escándalo es que ocurra. Es muy sensible decir si existen hechos de corrupción... si hubiese tenido un medio probatorio, soy el primero que lo denuncia".

También, dijo que "a las horas de haber asumido, tal como lo había vaticinado, comenzaron los ataques, y los anónimos contra mi persona y de mis colaboradores".

"A nosotros nos ejecutaron en la silla eléctrica para concluir en una investicación que éramos inocentes. Es decir, sin posibilidad alguna del beneficio de la duda, del principio de inocencia, fuimos condenados precisamente por el trabajo y el ardid que a lo largo de seis meses esta asociación fue desarrollando e implementando, en conocimiento porque permanentemente, absolutamente todo lo que ocurría desde filtración de información, errores garrafales cometidos en la parte administrativa. Todas las autoridades eran conocedoras de lo que estaba ocurriendo".

Luego, el ex Juez FIFA se refirió a que al momento en que se dio a conocer la polémica del duelo entre Huachipato y Copiapó, por la Promoción, "con participación de agentes de prensa, se nos somete al escarnio público y a pesar de estar advertidos y ser conocedores de lo que estaba ocurriendo, a nosotros se nos despide".

"Cuando tocamos un tema puntual de un club, surge el que se sintió perjudicado, esta problemática excede a Copiapó. Obviamente todo Copiapó se sintió afectado, como Melipilla, y otros, hay partidos históricos que ocurrieron en otras épocas que tuvieron resonancia internacional por arbitrajes escandalosos. esta problemática excede un eventual perjuicio a una institución", lamentó.

Por esto, apuntó a un hecho reciente: "A la gente de Wanderers el otro día le sancionaron un gol donde la pelota pega en el travesaño, sale, no menos de un metro, y los árbitros dieron el gol; esa ineficiencia, tanto de Cristian Espíndola que era el asistente, como de Patricio Blanca, no se puede concebir, porque los perjuicios a las instituciones son enormes, pero sobre todo está el perjucio a la credibilidad y la fe pública, en donde se afecta el sentimiento, la inversión afectiva de los hinchas. Eso es lo más grave de todo".

"Cada vez que un árbitro se equivoca hay un beneficio y perjuicio, injusto, ilegal, que no es reglamentario porque se equivocó. Después vamos a evaluar si la equivocación fue voluntaria o no fue una equivocación; si fue una equivocación o no se equivocó. Siempre hay un equipo que se siente perjudicado, cuando hablamos de un gol que están sancionando a un metro de la línea de meta, estamos hablando de un error garrafal", siguió.

"El nivel de exigencia a los árbitros, tiene que guardar relación proporcional con el nivel de competencia, porque estamos hablando del nivel de elite, el fútbol profesional de Primera División. No podemos comprender determinado tipo de errores groseros como dar un gol a un metro de la línea de meta, entonces siempre habrá intereses que están siendo lesionados", criticó.

"Respecto de la corrupción, en todos los ámbitos de la actividad humana existen caminos recorridos equivocadamente por las personas y sus miserias", argumentó.