La columna de Manfred Schwager: Proyecto a mediano plazo

El periodista de Al Aire Libre en Cooperativa analiza al presente de LeBron y los Lakers.

La columna de Manfred Schwager: Proyecto a mediano plazo

Probablemente, la racha de LeBron James se quedará en 13 clasificaciones a postemporada y ocho finales consecutivas. Aunque todavía falta un mes para el fin de la temporada regular, los Lakers están muy cerca de cerrar su año en abril.

Eso sí, en ningún caso se puede decir que James no sabía en qué se estaba metiendo. Aunque la franquicia de Los Angeles es la segunda más ganadora de la historia, la presente década ha sido de todo menos exitosa.

Luego de conseguir su último título en 2010, los angelinos registran dos derrotas en semifinales de conferencia, una barrida en la primera ronda de 2013, y luego cinco temporadas consecutivas sin Playoffs.

El tumulto no se ha limitado a la cancha. Además de los cinco entrenadores en ocho años, la directiva de la franquicia también ha aportado su cuota de drama, incluyendo la toma de control de Jeannie Buss a comienzos de 2017 y su llamado a la leyenda Earvin "Magic" Johnson y al ex representante Rob Pelinka para hacerse cargo de la dirección deportiva. Una dupla que, poco más de un año después, daría el gran golpe que la franquicia estaba esperando hace mucho.

 


James se sumó a un plantel que tenía varios jóvenes con potencial, pero que se habían acostumbrado a perder. Luego llegarían otros jugadores más experimentados, pero –salvo Rajon Rondo– ninguno de primer nivel, y todos por un año para darle flexibilidad salarial a la franquicia.

De hecho, debieron rescatar al pívot Tyson Chandler para darle algo más de consistencia al equipo en la pintura. Sin embargo, desde enero que no logran ganar dos partidos seguidos, y por contraparte las derrotas siguen acumulándose cada semana.

Quizás la situación de Anthony Davis tuvo un efecto muy negativo en varios Lakers: los nombres de Lonzo Ball, Brandon Ingram, Kyle Kuzma y Josh Hart fueron parte de todos los rumores que circularon en torno a la negociación por "La Ceja". Desde que se hizo pública la solicitud de traspaso de Davis a fines de enero, los Lakers acumulan 11 derrotas en 15 partidos.

Mientras tanto, James repite que este proyecto es a largo plazo y que el equipo debe estar a la altura, Walton hace lo que puede con lo que tiene, y Johnson junto a Pelinka ya miran antecedentes para traer a otro entrenador apenas termine la temporada.

Los Lakers marchan 11° en la Conferencia Oeste, a 6,5 partidos de la zona de clasificación. Para llegar a la postemporada necesitan ganar todo lo que les queda y que sus rivales pierdan la mitad de sus partidos. Muy difícil, incluso contando con James y sus números históricos.

LeBron sabía cuál era el panorama. Que llegar a Los Angeles es una inversión a mediano plazo, en lo deportivo y también en sus negocios. Que su racha de postemporadas podía quebrarse. Pero también que en julio los Lakers tendrán espacio para fichar a otra superestrella. Que, tal como en Miami y en su vuelta a Cleveland, el primer año es para aclimatarse a lo que tiene. Que la competencia de verdad empieza en la segunda temporada.