U. de Chile dejó atrás el favoritismo de Wanderers y se instaló en la final del Apertura

Apelando a más garra que buen fútbol, el elenco azul derrotó por 2-0 a Wanderers en Valparaíso y por primera vez desde la existencia de los torneos cortos en 2002 se instaló en la definición del título.

Llévatelo:

En partido dramático, tenso y lleno de emociones, Universidad de Chile venció por 2-0 a Santiago Wanderers en el partido de vuelta por las semifinales de Torneo de Apertura (1-1 en la ida) y ganó el derecho a definir el título ante Cobreloa.

 

El elenco azul, que apeló a su garra, neutralizó las aspiraciones del cuadro porteño, que gracias al buen fútbol mostrado a lo largo del torneo aparecía como favorito.

 

Lo álgido del choque se sentía en el ambiente y la tensión, tanto en las gradas como en el campo de juego, impidieron un desarrollo del fútbol claro.

 

El elenco "caturro" salió desde el primer minuto a terminar con el trabajo adelantado en Santiago. El gran trabajo de Jaime Riveros, el mejor jugador del torneo, tenía a los porteños como principal candidato, pero se encontraron con un equipo aplicado y que no estaba dispuesto a entregar ningún tipo de licencias.

 

Con el meta Johnny Herrera metido cien por ciento en el partido y con el zaguero paraguayo Arnaldo Espínola realizando su mejor partido desde que llegó a la U, el cuadro universitario mantuvo contenido a Riveros.

 

En el medio, el trajín incansable de Víctor Cancino impedía que Wanderers se ordenara, aunque en ese plano Jorge Ormeño cumplía una labor similar, lo que originaba una dura pugna en la zona de volantes, donde el balón se luchaba en forma brava.

 

En el primer tiempo, las ocasiones fueron escasas. Los locales dependían de lo que hiciera Riveros, mientras que en la U, Diego Rivarola y Sergio Gioino eran incapaces de juntarse.

 

En el segundo tiempo, las cosas cambiaron radicalmente. Wanderers salió a buscar la clasificación, pero el cuadro azul se mantuvo indemne.

 

Herrera, quizás el mejor hombre azul, cortaba centros, pero no era requerido con tiros a portería, puesto que Espínola guió a la defensa azul a un partido casi perfecto.

 

A los 50' fue expulsado el local Jorge Ormeño, quien intentó golpear a Nelson Pinto, lo que marcó el trámite del partido. Yuri Fernández se vio obligado a introducir cambios y eso mermó su capacidad ofensiva.

 

A la U le costó aprovechar el hombre de más, y Wanderers pudo abrir la cuenta con un tiro de Riveros, pero la pesada cancha comenzó a pasarle la cuenta a los anfitriones.

 

Pinto se la jugó con un equipo más ofensivo y sacó a Manuel Iturra, quien las ofició de lateral derecho, en reemplazo del movedizo Marco Olea, quien se vistió de héroe a los 70'.

 

El goleador robó una pelota en medio terreno, se juntó en la entrada del área con Sergio Gioino, quien sacó un centro que fue aprovechado por Olea para abrir la cuenta.

 

Wanderers quedó herido y sintió el golpe. La U se instaló en terreno contrario y Rivarola pudo sentenciar el partido tras dejar a tres hombres en el camino, pero Varas lo evitó.

 

Por fin el cuadro de Valparaíso reaccionó y en los últimos 10 minutos presionó con todos sus hombres sobre el pórtico de Herrera, quien se transformó en figura.

 

Los córners provocaron incluso las idas de Alex Varas, y en una de ellas se encaró con su colega Herrera, quien despejó de manera notable. Luego, a los 87' un nuevo tiro de esquina servido de Riveros y cabeceado por Robles dio en el palo, el rebote le quedó a Pascual de Gregorio, pero entre Tampe y Herrera sacaron el balón desde la línea.

 

La U defendía con gallardía, no dejaba espacios a las intentonas y en el tercer córner consecutivo, con Alex Varas jugado en el área contraria, el equipo azul aprovechó un despeje con los puños de su arquero para sentenciar el partido con un contragolpe.

 

Cristián Muñoz recorrió 50 metros con el balón dominado y sin rivales por delante, anotó el 2-0, ante la algarabía de los azules, que se instalaron por primera vez en la final de un torneo corto, desde su creación en 2002.

 

Para Wanderers no hubo consuelo. Su favoritismo quedó por el suelo y la U supo aprovechar sus oportunidades para llegar a la final después de una campaña llena de altibajos.

 

Estadísticas

 

Santiago Wanderers 0: Alex Varas; Mauricio Rojas, Luis Oyarzún, Héctor Robles, José Contreras; Jorge Ormeño, Arturo Sanhueza (55' Rodrigo Núñez), Jaime Riveros, Juan Francisco Viveros (74' Pascual de Gregorio); Paulo Pérez y Sergio Zúñiga (53' Miguel Catalán). DT: Yuri Fernández.

 

Universidad de Chile 2: Johnny Herrera; Manuel Iturra (68' Marco Olea), Arnaldo Espínola, Adrián Rojas, José Rojas; Cristhian Martínez, Víctor Cancino, Mauricio Tampe, Nelson Pinto; Diego Rivarola (80' Cristián Muñoz) y Sergio Gioino. DT: Héctor Pinto.

 

Goles: 0-1, 70' Marco Olea. 0-2, 90' Cristián Muñoz.

 

Amarillas: Contreras (SW); Cancino, Olea (UCh).

Arbitro: Rubén Selman.

Expulsado: 50' Jorge Ormeño (SW).