Australia entró por segunda vez a octavos de final de un Mundial tras vencer y eliminar a Dinamarca

Los "Socceroos" dieron la sorpresa y están dentro de los 16 mejores del torneo.

Foto: EFE Australia entró por segunda vez a octavos de final de un Mundial tras vencer y eliminar a Dinamarca
Llévatelo:

- [ESPECIAL] Revisa más información del Mundial de Qatar 2022 junto a AlAireLibre.cl.

En un dramático cierre del Grupo D, Australia se impuso 1-0 contra Dinamarca y consolidó un histórico avance a la segunda ronda de Qatar 2022, a costa de dejar fuera al conjunto nórdico.

Los oceánicos, representantes de Asia, llevaron el partido a su conveniencia para sacar un resultado favorable, resitiendo durante todo el primer tiempo los embates europeos, que dominaron y buscaron con ahínco la apertura de la cuenta, cosa que no fue posible.

Mathew Ryan, capitán y arquero australiano, destacó con una providencial intervención a los 11 minutos, cuando desvió hacia el tiro de esquina un potente remate del puntero Mathias Jensen-

El equipo amarillo y verde entró encendido de cara al complemento, complicando a la zaga roja. Reflejo de ello fue que al minuto el golero Kasper Schmeichel se vio apremiado, tocó mal para Andreas Christensen y regaló un córner.

Fue la jornada de los Mathew, pues Túnez ganaba en paralelo a la ya clasificada Francia, desplazando a Australia, pero Leckie agarró un balón de contra, encaró y definió con un notable tiro por abajo, ajustado al palo (60').

La conquista fue un duro golpe para los semifinalistas de Europa, ya que no lograron responder y recurrieron a desesperados centros despejados por la defensa. En los descuentos, el defensa Harry Souttar y el guardameta Ryan, en doble instancia, evitaron un empate que de haberse dado los habría eliminado.

Tras el silbatazo final se consolidó el avance de Australia como escolta de su zona, instalándose por segunda ocasión en la segunda ronda de una Copa del Mundo. Su primera vez fue en Alemania 2006 junto a un equipo comandado por Tim Cahill, Mark Viduka y Harry Kewell que se fue a casa por la mínima ante Italia, a la postre campeón.

Por el lado danés, cosecharon una discreta participación como colistas de grupo con solo un punto, logrado en el primer duelo contra Túnez (0-0).