U. de Chile echó mano a la garra para vencer dramáticamente a Quilmes

Pese a tener un opaco desempeño y con un gol en los descuentos, el elenco universitario celebró sobre los "cerveceros" la primera victoria nacional en la Libertadores 2005.

Llévatelo:

En momentos en que las dudas arreciaban y los fantasmas de un nuevo bochorno internacional del fútbol chileno se posaban con total propiedad en el Estadio Nacional, emergió la garra y mística de Universidad de Chile para dar vuelta un partido adverso ante Quilmes y ganarlo por 3-2 con un gol en el segundo minuto de descuento.

 

El conjunto azul se recuperó así de un magro arranque, donde fue una verdadera sombra sobre el campo y aunque tal vez su victoria no se ajustó a lo ocurrido en el juego, al menos logró cumplir con una tarea que todos los conjuntos locales habían reprobado hasta ahora.

 

Lo intentó Colo Colo, pero el propio Quilmes apagó sus sueños dejándolo fuera en la ronda previan tras igualar en los dos cotejos, pero con menor cantidad de goles marcados como visita; y también trató Cobreloa, pero fracasó ostensiblemente al perder feo, por 0-3, ante Chivas de Guadalajara en su propio Estadio Municipal de Calama.

 

El equipo universitario arrancó entonces con el pie derecho su participación en el Grupo 3 de la Copa Libertadores de América y pese a las dudas que generó su magro rendimiento, consiguió una indudable inyección de moral para sus próximos desafíos en el certamen: el 9 de marzo ante Sao Paulo en Brasil y el 15 ante The Strongest en el Estadio Nacional.

 

Pese al final feliz, la historia no tuvo un buen inicio para la escuadra de Héctor Pinto. La poca movilidad y los evidentes nervios de sus hombres derivaron en numerosos errores, y permitieron que Quilmes se asentara con total comodidad sobre el remozado campo del coliseo ñuñoíno.

 

Con Waldo Ponce improvisado en la posición de volante tapón y jugando casi en línea con sus centrales, el elenco argentino tuvo espacios para armar jugadas y generar mucho peligro en el área azul.

 

Diego Torres fue un constante dolor de cabeza para la defensa azul. (Foto: EFE)

Diego Torres, Miguel Caneo y Pablo Sánchez monopolizaron la esférica y generaron complicaciones al fondo azul, como cuando a los 15 minutos, un pelotazo de "Vitamina" pilló a destiempo a Adrián Rojas, lo que aprovechó Aldo Osorio para enfrentar mano a mano a Jhonny Herrera y perderse la apertura con un displicente toque de derecha.

 

El panorama se tornaba negro. Más aun cuando se observaba a un estático Jaime Riveros, incapaz de agarrar la manija del mediocampo universitario, y bien bloquedo por la marca de Pablo Galdames.

 

Más encima Andrés Oroz y Manuel Ibarra lucían muy contenidos, lo que dejó a la U sin argumentos ofensivos de peso para poner en jaque al discreto Marcelo Pontiroli.

 

El destino funesto se sentía en el aire y así se encargó de corroborarlo el veterano defensa Nelson Vivas, quien a los 34' acertó un derechazo feroz en un tiro libre desde la entrada del área, que dejó parado a Herrera.

 

Pero la angustia fue efímera, porque tan sólo 60 segundos después, Sergio Gioino ganó el fondo por la derecha, centró rasante y Marco Olea embocó el balón en la misma boca del arco para decretar el empate parcial, inmerecido tal vez para una U deslavada y anodina.

 

Los goles incentivaron una mayor velocidad y profundidad al juego; cuestión que aprovechó el elenco universitario para revertir el encuentro cuando el periodo expiraba.

 

Waldo Ponce anotó el segundo tanto de la U en su sufrido triunfo ante Quilmes. (Foto: EFE)

En los 41' Riveros sirvió un córner desde la izquierda y ante una floja defensa, Ponce cabeceó al fondo de la red.

 

En el segundo tiempo la U pudo administrar de mejor forma la ventaja, pero el técnico Héctor Pinto cometió un fallo indiscutible al hacer ingresar al terreno a dos volantes de contención, como Cristián Martínez y Manuel Iturra (por Adrián Rojas y Andrés Oroz).

 

Así el elenco estudiantil perdió el control del balón y también las marcas en el mediocampo, lo que derivó en el empate de Quilmes, en un remate de Caneo desde la línea del área que Herrera despejó con el cuerpo y Torres, desde dudosa posición, mandó el balón a la red.

 

El gol fue un balde de agua fría para el campeón del Apertura 2004, que perdió la línea y se vio sobrepasado por su rival que, sin embargo, pareció conformarse con el empate.

 

En ese contexto, el juego se centralizó y no hubo mayores emociones, salvo un tiro que Caneo desvió en los 69 y otro que Osorio elevó en los 74', por el lado del visitante.

 

Para la U, Pinto remató a las manos de Pontiroli en los 84' y un minuto después, tras un borbollón en el área visitante, el uruguayo Lucas cayó enredado con un defensa y el árbitro no señaló nada.

 

Cuando se jugaban los descuentos, Riveros sorprendió a la defensa del Quilmes con un córner rasante que encontró solo a Martínez, que hizo estallar las gradas al alojar el balón en la red y otorgar a la U su primer triunfo en la Libertadores desde 2001.

 

Una victoria para reverdecer laureles y para soñar con una mejor participación de los clubes nacionales en la Libertadores.

 

Estadísticas

 

U. de Chile 3: Johnny Herrera; Manuel Ibarra, Adrián Rojas (46' Cristián Martínez), Máximo Lucas, José Rojas; Nelson Pinto, Waldo Ponce, Andrés Oroz (46' Manuel Iturra), Jaime Riveros; Marco Olea (73' Diego Rivarola) y Sergio Gioino. DT: Héctor Pinto.

 

Quilmes 2: Marcelo Pontiroli; Nelson Vivas, Agustín Alayes, Gabriel Lobos, Raúl Saavedra; Diego Torres (76' Diego Markic), Andrés Pérez, Pablo Galdames, Miguel Caneo; Pablo Sánchez (66' Leandro Benítez) y Aldo Osorio (82' Pablo Bastianini). DT: Gustavo Alfaro.

 

Goles: 0-1, Vivas (34'); 1-1, Olea (35'); 2-1, Ponce (45'); 2-2, Torres (58'); 3-2, Martínez (90').

 

Arbitros: Gustavo Méndez (URU).

Amarillas: A. Rojas, Iturra, J. Rojas; Vivas

Estadio Nacional.

Grupo 3