Los horarios de las Finales de Copa Davis crearon una fuerte polémica

El duelo de dobles entre Estados Unidos e Italia terminó a las 4 de la madrugada en España.

Foto: EFE Los horarios de las Finales de Copa Davis crearon una fuerte polémica
Llévatelo:

El nuevo formato de competición de la Copa Davis, con 18 selecciones en una misma sede, Madrid, durante una semana, está provocando que las eliminatorias de las sesiones vespertinas se alarguen hasta entrada la madrugada con las consiguientes críticas de tenistas, capitanes y una parte del público.

Uno de los más claros a la hora de expresar su sentimiento fue el capitán australiano Lleyton Hewitt, que tras la serie contra Colombia compareció ante los medios de comunicación pasada la una de la madrugada.

"Estos horarios cambian tu patrón de sueño y de alimentación porque los jugadores tienen que recibir tratamiento después de estos partidos y no hay casi margen para la recuperación. A estas horas, deberían estar en la cama porque para nosotros es bastante tarde", dijo Hewitt.

Más tarde terminó la serie entre España y Rusia. La pareja de dobles formada por Feliciano López y Marcel Granollers acabó su partido a la una y media de la madrugada y compareció ante los medios a las dos.

Pero el caso más extremo se vivió en el cruce de dobles entre Estados Unidos e Italia, que culminó pasadas las cuatro de la madrugada en España.

Anbte este escenario habló el número uno del mundo, Rafael Nadal, quien sostuvo como posible solución que se adelanten los partidos de la sesión matutina para que los nocturnos no se alarguen tanto.

"Ya lo vaticiné cuando vi el formato. La cuestión sería, quizás, aunque sea un madrugón, empezar más pronto. La mayoría de gente no es consciente que a un jugador, con la adrenalina, la recuperación y atención a prensa se le alarga mucho la hora de ir a descansar", señaló.

El horario nocturno también fue el motivo de que Canadá, tras ganar los dos partidos individuales frente a Estados Unidos y con la clasificación a cuartos asegurada, decidiera no jugar el dobles para poder descansar.

La jornada matutina tampoco se ha librado de críticas. La más dura la de los franceses, que jugaron contra Japón en una pista con solo 400 personas de público y en la que, según medios como L'Equipe, se escuchaba "un silencio sepulcral".

En el centro del debate también está el público. En la ceremonia de inauguración del primer día la pista central estaba medio vacía, que mejoró su aforo para la sesión nocturna del mismo lunes y también para la serie de España ante Rusia al día siguiente, aunque con abundantes asientos vacíos para el decisivo partido de dobles.