Barcelona pedirá a Uruguay que no apure la recuperación de Araujo y evalúa acudir a la FIFA

El defensor llegó lesionado a Qatar.

Foto: @Uruguay Barcelona pedirá a Uruguay que no apure la recuperación de Araujo y evalúa acudir a la FIFA
Llévatelo:

FC Barcelona solicitará a la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) que frene de manera inmediata el tratamiento de recuperación al que se está sometiendo Ronald Araujo, ya que considera que se está poniendo en "grave riesgo" la salud del central azulgrana.

Araujo se lesionó a finales de septiembre y fue intervenido en Turku (Finlandia) de "una avulsión del tendón del aductor largo del muslo derecho". Pese a que después de la operación no se anunció un periodo de baja, diferentes especialistas aseguraron que la misma se podía alargar durante 10 semanas, es decir hasta mediados de diciembre.

Sin embargo, el seleccionador uruguayo, Diego Alonso, se reunió con el técnico de Barcelona, Xavi Hernández, para integrar al central en la convocatoria, aunque el club catalán puso una serie de condiciones.

Entre ellas acordaron, que el jugador viajara a Qatar para "participar socialmente" en la convocatoria de Uruguay y siempre bajo la supervisión de dos fisioterapeutas de Barcelona, que serían los que marcaran las pautas de rehabilitación.

Sin embargo, desde Barcelona se ha constatado que los dos fisioterapeutas del club no han podido trabajar con Araujo, mientras que los de la AUF han forzado los protocolos de recuperación, en contra de los establecidos por el cirujano Lasse Lempainen y los servicios médicos del club azulgrana.

Por todo ello, desde la entidad azulgrana se considera que se está poniendo en "grave riesgo" la salud del central, por lo que Barcelona está dispuesto a denunciar el caso ante la FIFA, ya que considera que se está incumpliendo el pacto alcanzado con la AUF.

Este mismo miércoles, el seleccionador uruguayo, Diego Alonso, aseguró en Qatar que el defensa "viene trabajando cada día mejor, evolucionando", y que será su "cuerpo el que dirá cuándo está apto" para entrar en competición en el Mundial, en la víspera del choque contra Corea del Sur.