COI no informará sobre nuevas sustancias dopantes que podrá detectar en Atenas

El Comité Olímpico Internacional anunció que los controles antidopaje aumentarán en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, y que buscarán sorprender con nuevas técnicas a los deportistas que consuman compuestos ilícitos.

Llévatelo:

El Comité Olímpico Internacional (COI) no informará a los atletas sobre qué nuevas sustancias prohibidas estará preparado para detectar en los próximos Juegos Olímpicos de Atenas 2004, en un intento por sorprender a los deportistas que utilicen el dopaje para obtener un mejor rendimiento.

 

"Los controles van a aumentar en un 25 por ciento respecto de los Juegos de Sydney (2000), y en caso de que haya nuevos controles disponibles y que la comunidad científica los valide, serán aplicados en Atenas pero sin que los atletas lo sepan con antelación", señaló este lunes el presidente del COI, el belga Jacques Rogge.

 

"En el futuro queremos que los deportistas tengan miedo, al desconocer las sustancias sobre las que los podemos controlar", añadió Rogge, que este lunes se reunió en Lausana con la asamblea de federaciones internacionales.

 

"Seguiremos la misma política que en los Juegos de invierno de Salt Lake City (2002), cuando no revelamos que teníamos el control para detectar la darbepoietina y sorprendimos a tres atletas que la usaban", indicó.

 

Uno de ellos fue el fondista español Johann Muehlegg, que debido a un control positivo perdió las tres medallas de oro que ganó en la competencia de invierno.

 

Rogge recordó a las distintas organismos internacionales que el COI puede excluir un deporte de los Juegos si su federación no firma el código de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), y también si se descubre una corrupción generalizada en sus estructuras.

 

Respecto de la primera amenaza, aseguró que las dos federaciones que aún no han suscrito el código AMA -fútbol y ciclismo- "lo harán en los próximos días o semanas, por lo que no hay duda de que el día de la inauguración de los Juegos de Atenas todo el movimiento olímpico se habrá sumado" a las reglas internacionales.

 

El COI también lucha contra la corrupción

 

En cuanto a la corrupción, Rogge afirmó que el futuro olímpico del taekwondo no está en peligro por el hecho que su ex presidente, el surcoreano Un Yong Kim, esté enjuiciado por malversación de fondos.

 

"Una cosa es el comportamiento de un dirigente y otra una corrupción generalizada en un deporte", precisó, para luego aclarar a modo de ejemplo que sí sería motivo de expulsión "que una federación descubriese que sus jueces hacen trampas en las puntuaciones y que no tomase medidas para corregirlo".

 

Salvo que se dé uno de estos dos casos, el programa de deportes olímpicos se mantendrá como está al menos hasta los Juegos de Pekín 2008, ya que la primera revisión se realizará el año próximo en la asamblea del COI en Singapur, con efecto para las Olimpiadas 2012.

 

"Mientras tanto nos hemos impuesto el límite de 28 deportes, así que mientras no haya uno que salga tampoco podrá entrar otro nuevo", finalizó Rogge.

 

Tras su reunión de este lunes con las federaciones internacionales, la comisión ejecutiva del COI proseguirá sus trabajos, y este martes elegirá las ciudades finalistas para la organización de los Juegos de 2012 entre las nueve aspirantes presentadas: Madrid, París, Londres, Moscú, Leipzig, Estambul, Nueva York, La Habana y Río de Janeiro. (EFE)