Australia pulverizó el récord mundial del 4x200 libre femenino en Gwangju

El equipo oceánico dejó en el olvido el registro de China en el 2009.

Foto: EFE Australia pulverizó el récord mundial del 4x200 libre femenino en Gwangju
Llévatelo:

El equipo australiano femenino del relevo largo, formado por Ariarne Titmus, Madison Wilson, Brianna Throssell y Emma McKeon, batió este jueves el récord mundial de la distancia al registrar 7'41''50, por lo que acabó con el que databa de Roma 2009 y que consiguió el cuarteto chino (7'42''08).

Las oceánicas del 4x200 libre se impusieron a las estadounidenses, que formaron con Simone Manuel, Katie Ledecky, Melanie Margalis y Katie McLauglin, que con 7'41''87 fueron plata y batieron el récord norteamericano.

El bronce fue para las canadienses (7'44''35) con Kayla Sánchez, Taylor Ruck, Emily Overholt y Penny Oleksiak. Las estadounidenses habían ganado los últimos cuatro títulos, pero se encontraron con la calidad de las 'aussies', especialmente en Titmus y McKeon.

El récord mundial es el tercero conseguido en este Mundial de Gwangju. El húngaro Kristof Milak, un nadador de 19 años, batió este miércoles con 1'50''73 el récord mundial de los 200 mariposa que tenía el mítico Michael Phelps desde el Mundial de Roma 2009. Anteriormente en los 100 pecho, el británico Adam Peaty batió su tope mundial al nadar en 56''88.

En la sesión de este jueves, el australiano Matthew Wilson, con 2'06''67, igualó el récord mundial de los 200 pecho que ahora comparte con el japonés Ippei Watanabe.