Diniz consideró injusta la derrota: Argentina casi no tuvo oportunidades

El brasileño apuntó a un dominio sobre los albicelestes.

Diniz consideró injusta la derrota: Argentina casi no tuvo oportunidades
Llévatelo:

El seleccionador interino de Brasil, Fernando Diniz, consideró injusta la derrota por 1-0 que su equipo sufrió ante Argentina esta martes en pleno Maracaná por las Clasificatorias, pues considera que la "Canarinha" jugó mejor y tuvo más oportunidades de gol.

"Brasil tuvo más oportunidades. Argentina casi no tuvo oportunidades. Estuvimos más cerca de la victoria y por eso consideré el resultado bastante injusto", afirmó en la rueda de prensa que concedió tras una derrota que hundió a Brasil en una crisis.

"El número de oportunidades que tuvimos, pero no las finalizamos. Tuvimos más balones en el poste, tiros de esquina, tiros libres, pero infelizmente el balón no entró", agregó el entrenador al destacar el supuesto dominio brasileño en el partido.

Brasil, que nunca había perdido tres partidos seguidos en unas Clasificatorias, y jamás había cedido una caída jugando en casa, cayó al sexto lugar en la clasificación, con 7 puntos, y quedó a ocho unidades del líder Argentina.

Pese a que la selección llegó a ser pifiada por el público brasileño en el Maracaná y los aficionados pidieron la cabeza del técnico, Diniz insistió en que Brasil jugó uno de sus mejores partidos desde que asumió el comando de la Canarinha.

"Contra Bolivia fuimos muy bien pero, considerando la rivalidad y que Argentina es el actual campeón del mundo, si consideramos todas las variables, si no fue el mejor partido de Brasil hasta ahora, fue uno de los mejores", afirmó.

Aseguró que, pese a que convocó a muchos jugadores nuevos y jóvenes para la selección brasileña que todavía necesitan tiempo para jugar como equipo, sus pupilos mostraron mucha construcción colectiva y una gran cohesión.

"Los jugadores fueron impecables en la defensa, pero en el fútbol el resultado no explica siempre lo que ocurre en el juego", afirmó al negar que su decisión de volver a alinear a cuatro delanteros, como lo hizo en el partido que Brasil perdió por 2-1 frente a Colombia, hubiese dejado la defensa vulnerable.