Ministerio del Deporte decretó el bloqueo de donaciones a Sociedades Anónimas Deportivas

Colo Colo, Deportes Concepción y Cobreloa están siendo investigados.

Foto: UPI Ministerio del Deporte decretó el bloqueo de donaciones a Sociedades Anónimas Deportivas
Llévatelo:

El Ministerio del Deporte interrumpió el acceso de las Sociedades Anónimas Deportivas de fútbol a donaciones que se encuentran establecidas debido a que la Superintendencia de Valores y Seguros consideró que al menos tres de ellas recibieron aportes que están destinados a instituciones sin fines de lucro.

Según reveló Ciper, Mindep pudo conocer que al menos Colo Colo, Deportes Concepción y Cobreloa "hicieron uso irregular del sistema de donaciones deportivas que genera importantes rebajas tributarias", lo que trajo beneficios a sus series menores.

Además se "identificó al menos a ocho sociedades del fútbol que usaron un beneficio reservado sólo para entidades sin fines de lucro".

"Impuestos Internos debe determinar si hay infracciones a las normas tributarias. Blanco y Negro es la empresa que más ha utilizado esta vía de financiamiento: entre 2010 y 2013 recibió $1.065 millones -para financiar sus series menores-", señaló la publicación del sitio.

"Los contribuyentes que hicieron esos aportes -entre los que están Copec, Nestlé, Coca Cola, Banco BCI y VTR, obtuvieron rebajas tributarias de hasta un 50 por ciento de lo donado", acotó el medio.

Las SADP utilizan una "máscara" para vulnerar la obligación de que los aportes sean sólo destinados a sociedades sin fines de lucro, por lo que se presentan bajo otros nombres.

Siempre según Ciper las sociedades que han utilizado el sistema son: Colo Colo, Everton, Wanderers, Cobreloa, Audax Italiano, Universidad Católica, Unión Española y O'Higgins, cuyos nuevos nombres son Club Deportivo Colo Colo Fútbol Joven, Cobreloa Fútbol Joven, Club Deportivo La Celeste -O'Higgins-, Everton Fútbol Joven y Fuerza, Garra y Corazón Fútbol Joven -Deportes Concepción-, entre otros.

"Uno de los principales activos de un club de fútbol profesional son los derechos federativos de los jugadores formados en sus series menores, los que en algunos casos pueden valorizarse en millones de dólares. En ese sentido, es inexplicable que el Estado subsidie, por la vía de rebajas tributarias, un negocio privado millonario", sostuvo el Centro de Investigación Periodística.

Ciper apunta a que uno de los principales responsables de dicha situación es Gabriel Ruiz-Tagle, quien estuvo a cargo del Instituto Nacional del Deporte durante los últimos años y "conocía perfectamente la importancia del "semillero" de jugadores para el negocio del fútbol profesional, ya que fue presidente y accionista mayoritario de Blanco y Negro.