Futbolistas de Copiapó se lamentan: Estamos en la incertidumbre

Richard Leyton y Fabián Núñez expresaron su insatisfacción por lo vivido.

Futbolistas de Copiapó se lamentan: Estamos en la incertidumbre
Llévatelo:

Los futbolistas de Deportes Copiapó están pasando complejos momentos de incertidumbre debido a que aún no se define al rival que enfrentarán en la liguilla de promoción debido a las causas que arrastra Deportes Melipilla y que implica también a Curicó Unido y a Huachipato.

Esto porque los nortinos jugarán ante los torteros si no hay castigo y ante los acereros si los potros son sancionado, algo que mantiene en vilo al equipo atacameño, tal como lo planteó el arquero Richard Leyton.

"Todo es muy incómodo y no hay nada que podamos hacer, más que esperar. No sabemos cuándo se juega y mientras nosotros no podemos terminar 2021, de hecho estamos citados el 3 de enero a entrenar en Copiapó, otros clubes están empezando a armar su planteles 2022. Esto nos perjudica deportiva y laboralmente", manifestó el arquero Richard Leyton.

"Mientras más demore esto, más incierto será el futuro para compañeros que terminan contrato o para los que como yo, que si bien tengo contrato por otra temporada, no puedan capitalizar el buen desempeño deportivo para mejorar las oportunidades laborales en otros equipos", añadió.

"Vencen los contratos de arriendo y ya son seis o siete compañeros que han tenido que compartir departamento mientras todo esto se resuelve", complementó.

"Esto no es justo. Nos ganamos el derecho en la cancha, pero estamos en la incertidumbre", cerró.

Fabián Núñez, en tanto, finaliza contrato por lo que su situación es aún más difícil: "Yo soy uno de esos casos. Venció el plazo de arriendo, la dueña del departamento me lo pidió. Está en su derecho y no pude hacer nada, ni arrendar por días ni por otro mes, porque tenía arrendatario nuevo. Tuve que ir a vivir con otros compañeros, con José Bandez y Nelson Rebolledo, y llevo casi un mes viviendo ahí. Ahora recién conseguí un arriendo por días a la espera del fallo y la incertidumbre de no saber si se juega o no se juega. Todo es muy desagradable. Vivimos el día a día sin saber qué va a pasar", expresó.

"Como me pidieron el departamento, mi familia se tuvo que ir a Santiago para no tener que pasar por esta situación que no es grata. Con la incertidumbre, no sabíamos si pasar las fiestas en Copiapó o en Santiago. Y como jugadores, estamos preocupados de otras cosas. La final de la liguilla ya se manchó. No tener dónde vivir tranquilamente te afecta para preparar un partido tan importante para la ciudad, para la carrera de cada jugador. Hay que seguir a la espera y mi contrato vence el 31 de diciembre y no sé qué va a pasar", cerró.