Marcelo Brozovic vivió jornada de furia en un hospital y tuvo que intervenir la policía

El jugador de Inter realizó exigencias en elevado tono de voz y con signos de embriaguez.

Marcelo Brozovic vivió jornada de furia en un hospital y tuvo que intervenir la policía
Llévatelo:

El jugador de Inter de Milán Marcelo Brozovic, compañero de Alexis Sánchez, vivió una jornada de furia en una clínica italiana, donde llegó con "signos de embriaguez", según contó la prensa de ese país.

Según La Gazzetta dello Sport, el futbolista croata llegó hasta el hospital San Carlo de Milán, donde se encontraba un amigo que esperaba ser atendido de una pierna.

Brozovic exigió a viva voz, y en duros términos, que lo atendieran a él antes que a otros pacientes con signos más graves.

Por ello, se indignó y empezó a increpar a los funcionarios de salud, lo que derivó en que llamaran a la policía para calmarlo. Sin embargo, cuando estaban las autoridades en el recinto, Brozovic no bajó sus revoluciones, lo que pasó solo cuando le dijeron que podría ser detenido.