Todas las Noticias de Universidad de Chile Todas las Noticias de Deportes Iquique Todas las Noticias de O'Higgins Todas las Noticias de Palestino Todas las Noticias de Everton Todas las Noticias de Coquimbo Unido Todas las Noticias de Colo Colo Todas las Noticias de Ñublense Todas las Noticias de Unión Española Todas las Noticias de Cobreloa Todas las Noticias de Universidad Catolica Todas las Noticias de Huachipato Todas las Noticias de Copiapó Todas las Noticias de Unión La Calera Todas las Noticias de Audax Italiano Todas las Noticias de Cobresal

Un 34 por ciento de los partidos del Campeonato Femenino se juega en canchas de entrenamiento

El estudio fue realizado sobre la temporada 2023 según los registros de la ANFP.

Foto: photosport Un 34 por ciento de los partidos del Campeonato Femenino se juega en canchas de entrenamiento
Llévatelo:

En el marco del comentado uso de los estadios para animar un encuentro de fútbol masculino, un estudio realizado por la Asociación Nacional de Jugadoras de Fútbol Femenino (ANJUFF) analizó el acceso de la rama femenina a estos recintos, determinando que no todos los elencos se esfuerzan por ofrecer condiciones óptimas a sus deportistas.

Según la información entregada por la ANFP durante el desarrollo de los campeonatos de 2023, el 34,8 por ciento de los partidos como locales del campeonato femenino de Primera División se disputaron en canchas de entrenamiento. Mientras que los clubes del Ascenso femenino suben a 50,3 por cuento esta cifra en su categoría.

El reporte "¿En qué canchas juega el fútbol femenino?" demostró que sólo 12 equipos de los 36 cuadros en ambas divisiones planearon todos sus encuentros como local en un estadio. Si bien estos números duplicaron el registro de 2022, en el torneo de plata se observa que el 36 por ciento de clubes utilizó reductos deportivos de entrenamiento.

Frente a esta situación Javiera Moreno, vicepresidenta de ANJUFF, señaló que: "las cifras sin duda son mejores al compararlas al campeonato 2022, pero aún son insuficientes. El uso de las canchas de entrenamiento para partidos de alto rendimiento implica un riesgo a la salud de las jugadoras, pues estas no garantizan la calidad de ese campo para el alto rendimiento y la competencia. Además, no aportan en el fomento de la visibilización de nuestra actividad".

"Esperamos que durante el proceso de profesionalización las cifras de uso de estadios de excelencia y calidad asciendan a un 100% y que en el desarrollo del fútbol femenino se considere la infraestructura no solo por la seguridad, salubridad e higiene del aspecto deportivo de las jugadoras, sino que también se integre la visión de espectáculo", concluyó.