Juvenal Olmos y Everton le ganaron el duelo a O'Higgins de Garcés en el Sausalito

En una prometedora presentación, la oncena de la Ciudad Jardín derrotó a la escuadra de la Sexta Región por 2-0, en el partido que cerró la fecha inaugural del Torneo de Apertura.

Llévatelo:

Un prometedor estreno tuvo el cuadro de Everton de Viña del Mar, que derrotó por 2-0 a un irreconocible equipo de O'Higgins en el Estadio Sausalito.

 

Además el duelo marcó un interesante duelo de bancas entre Juvenal Olmos y Jorge Garcés, en el cierre de esta primera fecha del Torneo de Apertura 2007.

 

Tras no poder ganar ninguno de los partidos amistosos que disputó en la pretemporada, el conjunto dirigido por el ex entrenador de U. Católica, Newell`s de Argentina y la Selección Nacional, por fin logró desarrollar una destaca actuación como local, algo que dejó conformes a los más de 4 mil espectadores "ruleteros" que presenciaron el compromiso.

 

La escuadra viñamarina manejó el trámite del duelo de principio a fin, a pesar que en los primeros minutos el pleito fue muy disputado.

 

Fue la escuadra local la que cometió menos imperfecciones y con un fútbol mucho más punzante y simple, debido principalmente al aporte de Francisco Sánchez y Fernando Martel logró inclinar las acciones a su favor.

 

Fue el mismo Sánchez, quien tras desbordar una y otra vez por el sector izquierdo de la zaga rancagüina, en el minuto 24', logró sacar un centro preciso para que el ex goleador de Deportes La Serena, Matías Urbano abriera la cuenta y comenzara a pavimentar una gran actuación de la oncena local.

 

Cuatro minutos más tarde, el delantero Marco Olea aprovechó una jugada calcada al primer gol, para darle el 2-0 tranquilizador al equipo dirigido por el ex seleccionado nacional.

 

O'Higgins sintió el golpe, pero no inquietó de gran forma el pórtico de Herrera. Cuando logró tener la opción clara de gol, la desperdició.

 

Así fue como a los 34' el juez Carlos Chandía cobró un dudoso penal en favor del elenco de Garcés, que fue desaprovechado por el venezolano Giancarlo Maldonado.

 

El cuadro celeste siguió intentanto, pero la sólida defensa viñamarina frenó cualquier opción y anuló de buena forma a la dupla conformada por el propio venezolano y el colombiano Herly Alcázar que hizo su estreno con la camiseta minera.

 

El segundo tiempo fue solo un trámite. De la mano de Cristián Uribe, una de las figuras del partido, el cuadro de Olmos administró su ventaja y se creó algunas ocasiones para aumentar las cifras.

 

Mientras que en el complemento la oncena de Garcés poco y nada demostró por cambiar su suerte y terminó presa de su nerviosismo y debido a su pobre nivel futbolístico sucumbió ante un prometedor equipo viñamarino, que de mantener este nivel promete dar una dura lucha por los primeros puestos del torneo de Apertura. (Cooperativa.cl).