Frankfurt superó en los penales a Rangers y conquistó la corona de la Europa League

El elenco alemán abrochó su segundo trofeo de este certamen en el viejo continente.

Foto: EFE Frankfurt superó en los penales a Rangers y conquistó la corona de la Europa League
Llévatelo:

Eintracht Frankfurt se apoderó del título de la Europa League este miércoles en el Estadio "Ramón Sánchez Pizjuán" de Sevilla, al superar en la serie de los penales por 5-4 a Glasgow Rangers, tras haber igualado 1-1 en el tiempo reglamentario y luego en el alargue. 

Fue dominador el equipo alemán en los 90' minutos de juego, teniendo en la primera mitad la posesión de balón y una oportunidad en los pies de Ansgar Knauff. Del otro lado, el cuadro escocés jugaba a las salidas rápidas y tratar de pillar el error defensivo de su rival, generándose chances con Joe Aribo o John Lundstram

En la segunda parte el desarrollo de las acciones fue el mismo que en su inicio. Tuta avisó de entrada con un remate que no incomodó a Allan McGregor, pero la escuadra de los "Gers" se fue soltando y así encontraría la ventaja de manera sorpresiva. 

Luego de un intento claro de Ryan Kent, llegó la jugada de peligro para los de Giovanni van Bronckhorst. A los 56', una mala salida de Frankfurt terminó en la caída de Tuta, lo que le permitió a Aribo mandarse en velocidad hacia el arco contrario y definir con tranquilidad ante Kevin Trapp, poniendo así el primer tanto del compromiso. 

Si bien fue una sorpresa la apertura de la cuenta de los azules, las "Aguilas" no se dejaron estar y tuvieron paciencia para volver a emparejar todo de nuevo. Tras una ocasión perdida de Daichi Kamada vino el tanto del colombiano Rafael Santos Borré, que anticipó a su marca en el área y puso el empate transitorio en la cuenta, a los 69'. 

Terminó el tiempo reglamentario en tierras sevillanas y en el alargue hubo algunas emociones extra. La más clara ocurrió a los 117', cuando Trapp se vistió de héroe con una tapada a quemarropa a Kent, jugada que determinó la llegada a los penales. 

En la definición desde los 12 pasos, Frankfurt sonrió convirtiendo todas sus anotaciones (Lenz, Hrustic, Kamada, Kostic y el definitivo de Borré), mientras que Rangers vio frustrada su gesta con el tiro errado de Aaron Ramsey, pese a que James Tavernier, Steven Davis, Scott Arfield y Kemar Roofe sí acertaron entre los tres palos. 

De esta manera, Frankfurt cosechó su segundo trofeo europeo 42 años después, cuando llevaba por nombre Copa de la UEFA en 1980, obteniendo además un boleto directo para la próxima Champions League