Kerr y Popovich criticaron la pasividad de los políticos estadounidenses en el control de armas

Kerr y Popovich criticaron la pasividad de los políticos estadounidenses en el control de armas
Llévatelo:

Una vez más ante las nuevas tragedias vividas en Estados Unidos por el uso de las armas de fuego que dejaron un saldo de 36 personas muertas en menos de una semana, los entrenadores de la NBA, Steve Kerr, y Gregg Popovich, que por estas fechas trabajan con la selección de Estados Unidos, cuestionaron el "compromiso" que los políticos tienen con su control.

Kerr, responsable de Golden State Warriors, reiteró que cada vez que se piensa en los tiroteos masivos teme que un día alguien puede entrar a un gimnasio de baloncesto y disparar a los jugadores de la NBA.

Después de tiroteos masivos ocurridos en Gilroy (California); El Paso (Texas); y Dayton (Ohio), donde 34 personas inocentes perdieron la vida, además dos de los tres atacantes que realizaron los asaltos, Kerr y Popovich criticaron con dureza a los legisladores por no hacer lo suficiente sobre el control de armas de fuego.

"Cuando tienes el 97 por ciento de las personas en el país que quieren verificaciones de antecedentes penales y el Senado, no solo, no lo aprobará, ni siquiera votará porque el líder de la mayoría republicana Mitch McConnell no lo permitirá al tener en contra a la Asociación del Rifle (NRA), entonces existen problemas", declaró Kerr.

Por su parte, Popovich, como máximo responsable del equipo nacional, también fue categórico al pedir que los políticos estuviesen mucho más comprometidos y actuasen con leyes que ayudasen a superar el grave problema.

"Sería mucho mejor si las personas en el poder se volvieran locas e hicieran algo... en muchas áreas diferentes", comentó Popovich con ironía. "Creo que están de vacaciones ahora mismo", añadió.

Popovich se refirió con dureza al poco interés que los políticos ponen cada vez que se dan las tragedias en las que pierden la vida personas inocentes.

"No pasa nada, así que simplemente se toman un descanso", agregó Popovich sarcásticamente.

"Volverán y arreglarán la situación de las armas, el medio ambiente, la desigualdad, el salario, arreglarán todo eso cuando regresen, estoy seguro", completó.