Todas las Noticias de Coquimbo Unido Todas las Noticias de Universidad de Chile Todas las Noticias de Universidad Catolica Todas las Noticias de Colo Colo Todas las Noticias de Deportes Iquique Todas las Noticias de Palestino Todas las Noticias de Unión Española Todas las Noticias de Everton Todas las Noticias de O'Higgins Todas las Noticias de Ñublense Todas las Noticias de Huachipato Todas las Noticias de Cobresal Todas las Noticias de Copiapó Todas las Noticias de Cobreloa Todas las Noticias de Audax Italiano Todas las Noticias de Unión La Calera

Carlos Díaz tras el Mundial de Beijing: No puedo relajarme

El chileno de 22 años aspira a seguir creciendo de cara a próximos eventos internacionales.

Carlos Díaz tras el Mundial de Beijing: No puedo relajarme
Llévatelo:

El fondista chileno Carlos Díaz, último clasificado en su serie semifinal de los 1.500 en los Mundiales de Pekín 2015, aseguró que el resultado es uno de los mejores para Chile en la disciplina, aunque él no se siente satisfecho y aspirará a más en próximas citas internacionales.

"Históricamente para Chile es bueno, pero no puedo relajarme", destacó el corredor de 22 años, quien aseguró que hay que compararse con el nivel mundial, no con el nacional.

"Tengo muchos sueños y muchos objetivos", afirmó Díaz, que reconoció "falta de experiencia y madurez competitiva" pero confió en que éstas lleguen en la plenitud de su carrera, entre los 25 y los 30 años.

"Venía a dar lo mejor de mí y a aprender lo mas posible. Tras todas las felicitaciones tengo que dar las gracias, pero hay que tener la mente fría y pensar en el próximo año", declaró.

"Pasamos el 800 en 2'08, entonces yo sabía que en cualquier momento iban a hacer un cambio de ritmo que iba a ser muy fuerte, entonces me intenté ubicar en la mejor posición adelante para no quedar desprevenido", valoró.

"Pero pasado el 1.200 se fueron y ya no pude hacer nada", afirmó el chileno, quien aseguró que, en todo caso, su objetivo antes de llegar a China era el de alcanzar las semifinales, por lo que se iba satisfecho.