Familia de triatleta coreana que se suicidó reveló diario con el detalle de los abusos que recibió de sus entrenadores

Choi Suk, de 22 años, pidió a su madre en su mensaje de despedida "revelar los pecados que cometieron".

Familia de triatleta coreana que se suicidó reveló diario con el detalle de los abusos que recibió de sus entrenadores
Llévatelo:

La familia de Choi Suk, la triatleta de 22 años que se suicidó debido a los constantes abusos de sus entrenadores, reveló en detalle el diario de la joven deportista, en donde registró cómo fue el maltrato que vivió durante los últimos años y que la llevó a tomar tan drástica decisión.

Choi, fallecida el pasado 26 de junio, solicitó en su mensaje de despedida que se revelaran "los pecados que ellos cometieron", por lo que su familia procedió a dar a conocer los maltratos perpetrados por el técnico del equipo, Kim Gyu-bong, la capitana Jang Yun-jeong, y el doctor Ahn Ju-hyeon.

Según consignó el New York Times, Choi buscó ayuda en las autoridades. En los meses previos al suicidio, ella presentó su caso a la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la Federación Coreana de Triatlón, El Comité Olímpico de Corea, y a la policia de la ciudad de Gyeongju, donde estaba el club donde ella entrenaba.

Choi le dijo a las autoridades que el doctor Ahn Ju-hyeon le pegó cachetadas, combos y patadas más de 20 veces un día, e incluso le fracturo una costilla. Ella no buscó ayuda médica o tratamiento por miedo a represalias.

El papá de Choi contó que las autoridades no la socorrieron porque los acusados negaron cualquier tiempo de mal comportamiento y no habían evidencia suficientes, pese a que la joven deportista había grabado audios con los insultos en el momento que recibió los abusos.

En otro de los abusos que ella denunció, Choi contó que fue golpeada por el doctor durante un viaje de entrenamiento en Nueva Zelanda en 2019, por comer un durazno, pese a que recibió la orden de perder peso. En el audio que registró ese día, la triatleta pidió misericordia, pero el entrenador del equipo le dijo "el doctor te está pegando por tu propio bien".

"Para de quejarte, o yo te pegaré hasta matarte", le gritó el coach, Kim Gyu-bong.

Además, Choi contó en su diario que la mayoría del bullying fue liderado por la estrella y capitana del equipo, Jang Yun-jeong, quien la humilló en reiteradas ocasiones frente al resto de sus compañeros.

Después del suicidio de Choi, varias ex compañeras corroboraron sus acusaciones y compartieron sus propias experiencias de abusos que sufrieron.

Según los testimonios, este equipo "era un reino" regido por el entrenador y su estrella. Las atletas, que reservaron sus nombres en anonimato, contaron que eran maltratadas en promedio 10 días al mes y el abuso verbal era común.

De momento, la Federación Coreana de Triatlón expulsó de por vida al entrenador Kim Gyu-bong y a la capitana Jang Yun-jeong, mientras que la justicia está preparando cargos criminales contra el doctor Ahn.