El calvario de Mark Hunt para lograr luchar en el UFC 180

El samoano debió bajar 21 kilos en tres semanas para luchar ante Fabricio Werdum.

Afirmó que su objetivo es luchar ser el monarca de los pesos pesados.

Foto: Ernesto Contreras El calvario de Mark Hunt para lograr luchar en el UFC 180

Hunt posando con Fabricio Werdum en el "Media Day" del UFC 180.

Llévatelo:

En el UFC Fight Night 52, realizado en Japón en septiembre de este año, un hombre hacía lo que nunca nadie antes pudo. Roy Nelson fue noqueado por primera vez y el responsable fue Mark Hunt. El "Super Samoan" mandaba a dormir a "Big Country" con un poderoso derechazo que impactó la quijada, hasta ese momento de acero, de su rival.

A sus 41 años, el neozelandés volvía a estar en la primera plana de las MMA. Con la tarea cumplida volvió a su natal Auckland y retomó su rutina.  Un día, yendo a dejar a sus hijos al colegio, recibió una llamada  a su celular.  Al otro lado de la línea estaba Dana White, presidente de la UFC, ofreciéndole el sueño de su vida: Una pelea titular. El problema era que dicho combate se efectuaría en tres semanas más. Y debía bajar 26 kilos para dar el peso.

"Me siento con sobrepeso. Lo que va a cambiar para mí es un infierno de entrenamiento y dieta. La oportunidad está ahí para mí y estoy feliz por eso. Me enfocaré en bajar el peso y noquearle la cara a Fabricio Werdum", aseguró Hunt al momento de aceptar el desafío.

"Perdí seis peleas de manera consecutiva y todo el mundo pensó que era un vago, me preguntaban que seguía haciendo aquí. Pero me dije a mi mismo que era uno de los mejores del mundo, nunca me rindo. Ansío mucho esta pelea contra Fabricio en México", añadió.

“Esta mañana pensaba en cuando volvería a entrenar y ahora pelearé por el título en 3 semanas. Toda pelea podría ser mi última así que daré todo lo que tengo. Iremos a una guerra, será buena", comentó en aquel entonces.

En Ciudad de México comenzó el calvario

Hunt inició una infernal rutina de entrenamiento y ayuno. A un día del pesaje, el samoano asegura que "perdí 21 kilos en tres semanas. ¿Mi receta? Dame 99 dólares y te lo cuento" y se rió. Sobre lo que espera para el sábado apuntó que "las peleas siempre tratan de lo mismo. Conectar un golpe y mandarlo a la lona", cerró.

Pero la implacable balanza no cede. A un día del pesaje aún debe cortar 5 kilos de peso. El poco tiempo de preparación, en relación a los meses de trabajo que lleva Fabricio Werdum, se notó durante su práctica abierta en el Museo Interactivo de Economía del DF.

A diferencia de su rival, quién lució muy en forma y relajado, Hunt se veía agotado. Su corta sesión de entrenamiento, que sólo se extendió por 5 minutos, demuestra que está exhausto y malhumorado.

"Me siento hambriento y cansado. Baje 21 kilos en 3 semanas, como pueden ver estoy algo jodido. Estoy tomando mi oportunidad. Por esa razón estoy aquí", aseguró a los medios presentes.

Aunque Werdum es el gran favorito, el samoano se siente confiado en quedarse con la victoria "lo noquearé en el primer round y me iré caminando", dijo confiado.

Hunt sustituirá a Cain Velásquez en UFC 180, y ya tiene planes para el futuro. "Por supuesto que me gustaría enfrentarme al campeón. Esta pelea es por el puesto número uno y no serás el mejor hasta que venzas al mejor. En este momento, Cain Velásquez es el campeón y por supuesto que me gustaría enfrentarme a él en mi hogar", dijo.

"Esta pelea podrá ser por un cinturón, pero no es el cinturón verdadero, no es el cinturón que tiene Cain. Nadie va a llegar a decirme 'Hey tu eres el campeón'. Quiero ser llamado el campeón cuando derrote al verdadero monarca", cerró "The Super Samoan”.