Abuela de dos niños de Futuros para el Tenis: Hay una lucha diaria por decirle 'no' a la droga

Pilar Calderón contó de su experiencia en la Fundación ideada por Hans Podlipnik.

Abuela de dos niños de Futuros para el Tenis: Hay una lucha diaria por decirle 'no' a la droga
Llévatelo:

Pilar Calderón es abuela de Luan y Denison, de 11 y 13 años, dos niños que a su corta edad son parte de la Fundación Futuros para el Tenis, organización que esta semana forma parte de nuestra campaña Todos por el Deporte de Al Aire Libre en Cooperativa.

Y desde su experiencia, doña Pilar nos contó de la ayuda que la Fundación ideada por el ex tenista les brinda a sus nietos en la Población Santa Adriana, de la comuna de Lo Espejo.

"No ha sido fácil hacernos cargo de ellos, porque es criar dos niños nuevamente. Tengo una hija de 32, y los niños tienen personalidades súper fuertes, y hay que tener mucha paciencia y amor, eso nos sobra. Lo lindo es poder enseñarles y guiarlos en esta vida y que entiendan que la vida tendrá altos y bajos, pero que la perseverancia hará que logren el éxito y en eso ha sido fundamental la Fundación para mí. Los tíos son profesionales, integrales, son una ayuda increíble, sin ellos no lo habría podido lograr", comentó Calderón en diálogo con nuestro programa.

"Parto teniendo una red de apoyo con el colegio y con esta escuela que encontré cerca de mi casa, que es un orgullo para nosotros, porque el tenis es un deporte caro que es impensable costearlo y gracias a la Fundación, los niños pueden participar sin ningún costo. Me siento orgullosa de participar en esta escuela, me siento orgullosa de mis niños cada vez que llegan con sus medallas o con sus trofeos", añadió.

"Soy una mamá sustituta, por decirlo así, que lucha día a día para que los niños sean capaces de decir que no a la droga, de aprender a ser felices y seguir este camino que es tan largo, pero con amor se puede conseguir todo", complementó antes de agradecer al ex tenista de Copa Davis.

"Felicito a Hans que haya pensado en Lo Espejo, que nos haya elegido, ahí, en ese terreno. Y él lo sabe, porque ha estado con nosotros, pero creo que no dimensiona lo que ha ayudado, lo felices que han estado los niños, él lo hizo por ayudar, pero no ha dimensionado lo que ha logrado. Si logramos sacar a un niño de la calle, o a dos que le dijeron no a las drogas y decidieron jugar tenis, es impagable", finalizó.