La columna de Pelotazo: Tú puedes Reinaldo

"Quedan cuatro meses para la Copa América y hay tres jugadores que no aparecen ni en las cómicas".

Foto: Photosport La columna de Pelotazo: Tú puedes Reinaldo

Queda un mes menos para la Copa América y veo mucha tranquilidad en el ambiente. Quizás es resignación.

Es que Reinaldo Rueda parece firme en sus convicciones y hay tres futbolistas que hoy están fuera de la nómina al torneo.

El primero es Claudio Bravo. Recibió el alta médica la semana pasada y el DT de la Roja manifestó que si no juega no será llamado. Capitán y clave en el bicampeonato de América, el colombiano le pone exigencias a quien dejó a su familia y a su hija enferma para ir a defender a la selección en Estados Unidos.

De los problemas que tengan los compañeros con el portero no vale la pena hablar mientras no lo citen. Cuando pase, que se pongan de acuerdo rapidito, porque hay una copa en juego.

El segundo es Marcelo Díaz. Figura de Racing en Argentina, pero al técnico no le gusta. Cree que tiene mejores jugadores para formar el mediocampo y la verdad es que sólo dos son mejores que "Carepato": Arturo Vidal y Charles Aránguiz. Casualidad o no, esos tres formaron la zona de volantes en los títulos de 2015 y 2016.

El tercero es Eduardo Vargas. Lo tuvo en su primera nómina y de ahí lo borró. El entrenador nunca ha dado las razones de su decisión, pero claramente hay un castigo. De lo contrario, no se explica cómo una selección a la que le falta gol no quiera contar con el bigoleador de América.

Es insólito. No hablamos de Brasil o Argentina donde sobran jugadores. Hablamos de Chile, que esperó 99 años para ser campeón y lo logró gracias a un grupo de jugadores. ¿Por qué cortar el camino entonces?

Se habla mucho de recambio, pero hasta hoy sólo Guillermo Maripán se ha hecho un espacio a punta de buenas actuaciones, sobre todo en España. En el resto de las posiciones no hay reemplazo, salvo lesiones como la que tuvo Bravo y donde apareció Gabriel Arias.

Es hora que el DT piense bien las decisiones que está tomando, porque está jugando con fuego. Está corriendo un riesgo innecesario y sólo quedan cuatro meses para ver de qué somos capaces. Tú puedes Reinaldo.