La columna de Pelotazo: El ex equipo chico

Estamos a días del inicio de un nuevo campeonato y hay clubes que se han hecho notar.

La columna de Pelotazo: El ex equipo chico

Semana nueva y con ella el regreso del Campeonato Nacional. Un torneo que, al menos en la previa, nos genera expectativas con la llegada de varios jugadores.

Universidad Católica buscará el bicampeonato y para lograrlo trajo un entrenador con experiencia como Gustavo Quinteros y fortaleció su lado izquierdo con Juan Cornejo y Edson Puch. En el caso de este último, si rinde, meterá presión para llegar a la Roja. A este equipo le falta un goleador. Es cierto que la UC fue campeón sin uno, pero para qué sufrir de nuevo. Sobre todo, si quieren competir a nivel Conmebol.

Colo Colo tras un 2018 para el olvido, salvo los cuartos de final de Copa Libertadores, contrató a Mario Salas para comandar la banca. El DT trajo al mejor asistidor de su ex equipo Sporting Cristal, Gabriel Costa, y en el papel, el más favorecido será Esteban Paredes. Además de sus 16 pases gol el refuerzo anotó 29 tantos, por lo que el ataque albo tendrá más peso. A este equipo le falta un volante mixto.

Universidad de Chile contrató 10 jugadores para su plantel 2019 y parece que no basta porque Frank Kudelka quiere uno más. La frase de los azules pareciera ser "en pedir no hay engaño", sin embargo, lo que va del año es más cercano a "no es la cantidad, sino la calidad". Tanta es la necesidad de la U en ataque que presentó a Gabriel Torres un lunes y el martes debutó en Arequipa. A este equipo le falta un volante de creación.

Antofagasta pudo más que la franja. Ellos pretendieron a Tobías Figueroa, pero los "Pumas" se quedaron con el goleador. Incluso ha llegado a sonar Agustín Rossi en el norte, el mismo arquero que jugó con Boca Juniors la final de la última Libertadores. Esto no se trata de dinero, se trata de los aptos que son los dirigentes para su trabajo.

Como los de Huachipato. Negocian y negocian con éxito. Yerferson Soteldo a Santos, Torres a la U y Javier Parraguez a Colo Colo por nombrar algunos ejemplos. Lamentablemente, para ellos la campaña del año pasado no les bastó para clasificar a torneos internacionales, pero siempre están ahí. Sin mayores nombres se hacen notar. Un cuadro que además tiene una gran cantera, tal como la UC.

De contrataciones, lo de La Calera parece película de ciencia ficción. Si hace cinco años alguien hubiera dicho que Augusto Batalla, Marcelo Larrondo o Walter Bou llegarían a Chile, pocos hubieran apostado que el destino serían los "cementeros". Sin duda que la relación del equipo con el representante Christian Bragarnik favorece cualquier tratativa, pero igual no deja de sorprender.

Entramos a una nueva era. Una donde los clubes que en su momento sin desparpajo llamábamos "chicos", ahora meten ruido. Sigue habiendo distancias en copas y asistencia a los estadios, pero para contratar la brecha es cada vez menor.

Caso especial el de Coquimbo. Llega como campeón de la B y contrató 16 jugadores, entre ellos, Mauricio Pinilla.

Todo esto ayuda a que podamos esperar un torneo más reñido y que lo gane el mejor, no el menos malo.