La columna de Marcelo Barticciotto: Paredes y Valdivia no tienen competencia en Colo Colo

El comentarista de Al Aire Libre en Cooperativa analizó el presente del cuadro albo.

Foto: Archivo La columna de Marcelo Barticciotto: Paredes y Valdivia no tienen competencia en Colo Colo

No es el mejor momento del fútbol chileno. Tampoco lo fue en el mayor brillo de la selección chilena; de afuera pensaban que el Campeonato era el reflejo de la Roja, pero los que estábamos acá sabíamos que no era cierto, la selección era un Fórmula 1 y acá, poco menos que andábamos en bicicleta.

No ha cambiado mucho eso. Se invierte poco, jugadores talentosos de las divisiones inferiores brillan por su ausencia, los clubes traen de afuera a los que pueden y no a los que quieren y muchos de los chilenos que vienen son muy buenos jugadores, pero vienen a terminar su carrera en su patria y al lado de los suyos.

La poca jerarquía de los futbolistas y las mediocres propuestas de muchos de los entrenadores de turno hacen un fútbol bastante aburrido y muy lejos del ritmo internacional. Incluso del sudamericano. Los números no mienten, vaya y véalos.

Dos de los mejores jugadores del Campeonato, y que lo jerarquizan más allá de sus años, son Esteban Paredes y Jorge Valdivia. En la medida que estén sin lesiones y en forma física, son números puestos en el equipo de Mario Salas, no tienen competencia por delante ni nadie que amague con arrebatarles el puesto.

Si uno quiere un equipo con dinámica, ellos no tienen por qué restársela. Un equipo con ocho jugadores de campo con dinámica y trabajado para eso, se puede dar el lujo de jugar con dos que no la tengan y que le aporten sus otras virtudes.

El equipo sin ellos no es tan dinámico tampoco, ni tan superior, es un equipo sin luces, sin brillos y con muy poco talento. Los equipos necesitan talento y goles, y estos dos te lo aseguran.

Mario Salas, en la medida que estén bien, deberá encontrarles un lugar, ya sea desde el inicio, en el segundo tiempo o cuando el partido lo requiera. En el país de un fútbol de ciegos, el tuerto es rey, y Paredes y Valdivia, precisamente no son tuertos, ven y entienden muy bien el juego, y para jugarlo, no hay que correr por correr, si no que hay que saber hacerlo, y estos dos eso lo tienen muy claro.

Hasta que puedan y el físico les dé de manera competitiva, en mi equipo juegan, pero hay un pequeño detalle, el técnico de Colo Colo es Mario Salas, no soy yo, y quizás él no piense lo mismo.

Punto aparte es el cumpleaños número 39 del goleador de Colo Colo que, supuestamente, parece que quiere extender su carrera por seis meses más, no solo quiere batir el récord de "Chamaco" si no también el de Caszely, en realidad los récords, cuando se logra el cariño, el afecto y la idolatría de la gente, pasan a segundo plano. Lo primordial ya lo consiguió: va a ser recordado por siempre en la historia de uno de los clubes más grandes del continente, y eso no es poco.