La columna de Marcelo Barticciotto: Mario Salas, la revolución depende de ti

El comentarista de Al Aire Libre en Cooperativa analizó la llegada de Mario Salas a la banca de Colo Colo.

Foto: Archivo La columna de Marcelo Barticciotto: Mario Salas, la revolución depende de ti

Lo de Mario Salas cayó por maduro, no se definió ayer ni mucho menos, estaba listo hace tiempo. Era el hombre, el elegido, el indicado y el que pudo lograr el milagro de por lo menos hacer coincidir en algo a todos los estamentos de un club turbulento y lleno de luchas de poder. Para todos era él y lo fue.

Mario es un buen tipo (eso en estos tiempos es bastante), además de un muy buen técnico. Juega como ve la vida. Va al frente, o trata de ir. Va en buscar de los rivales, no los espera y los mira a los ojos como cuando te habla; y si los espera, los espera en guardia, nunca se entrega. Sueña con un fútbol mejor en todos sus estamentos, como sueña con una mejor vida y con un mundo mejor.

Menotti decía siempre: "Se juega como se vive"; y el caso de Mario Salas lo refleja a la perfección.

Veo felicidad en el hincha colocolino, cambios de aire, fe, esperanza, y mucho consenso con la contratación del ex técnico de Sporting Cristal.

Ahora, solo no va a poder. Hay que ayudarlo, dejarlo trabajar tranquilo y darle la potestad de tomar todas las decisiones en lo que respecta a lo deportivo. Colo Colo necesita ser más humilde, desde el presidente hasta el último jugador, desde la humildad y desde la autocrítica se puede empezar a construir, el desafío no es menor.

El proyecto debe apuntar a un torneo internacional de una vez por todas. Salir campeón en Chile es un premio menor cuando ya tocaste el cielo alguna vez, el límite es ése y este proyecto debe apuntar a eso. Inviertan, gestionen y trabajen en conjunto y, por si fuera poco, piensen en el hincha, denle facilidades para ir al estadio, ellos siempre están.

Con esto termino y les pido por favor que no hagan anáilisis políticos de esta frase ni rotulen mis creencias, porque me refiero solo a lo deportivo: Bienvenido Comandante, que lindo debe ser para usted dirigir al equipo del pueblo. Le cuento algo, Colo Colo debe ser el club más revolucionario de la historia, y su fundador, el gran David Arellano, y un par de locos más, los más grandes soñadores y revolucionarios deportivos que tenga el deporte. Así que ya sabe, la revolución está incrustada en los corazones de los colocolinos, quizás esté dormida desde hace tiempo, pero... quién más que usted para despertarla.