La columna de Ernesto Contreras: Máxima preocupación

Revisa la opinión del periodista de Al Aire Libre en Cooperativa de cara a la Copa Davis.

La columna de Ernesto Contreras: Máxima preocupación

A 34 días del estreno de Chile en las finales de la Copa Davis, me confieso preocupado.

El mal momento de Nicolás Jarry y la irregularidad que ha mostrado Cristian Garin en los últimos torneos, sumado a algunos problemas físicos, encienden una señal de alerta a poco más de un mes del estreno ante Argentina en la Caja Mágica.

El número uno de Chile, experimentó un fuerte bajón luego de su dramática derrota ante Borna Coric en Hertogenbosch, lo cual lo llevó a perder cinco primeras rondas en línea. Aunque posteriormente su recuperación llegó en Montreal, donde ganó dos buenos partidos antes de caer frente al imparable ruso Daniil Medvedev.

Luego de esto, el actual 38 del mundo mezcló buenas con malas. Alcanzó los cuartos de final en Chengdu, venciendo a Edmund y Verdasco en el camino, se retiró por lesión del China Open, perdió en segunda ronda de Shanghai ante Berrettini y en Moscú se despidió en su debut frente al italiano Andres Seppi, donde desperdició dos puntos de partido.

Si bien la temporada de "Gago" ha sido brillante, con dos títulos a cuestas y 28 partidos ganados contra 20 perdidos, sus altos y bajos preocupan de cara a los duelos ante Argentina y Alemania en España. Pero a la vez, queda la tranquilidad que el chileno tiene un gen competitivo que lo transformará en un escollo complejo para cualquier rival que se encuentre en Madrid.

Clave será que Garin llegue 100 por ciento físicamente a la cita copera, ya que gran parte de las posibilidades de Chile radican en lo que él pueda hacer en sus singles ante argentinos y alemanes. Si "Gago" no gana alguno de sus individuales, asegurar la permanencia para el próximo año será muy difícil.

Otra complicación para el equipo chileno será la superficie rápida en la que se disputará el certamen, algo que no resulta del todo cómodo para nuestros tenistas aunque en el caso del ariqueño sus triunfos ante Isner, Verdasco y Edmund, todas en cemento, abren una puerta de esperanza para el mes de noviembre.

El caso de Jarry merece otro análisis. El nieto de Jaime Fillol vive el peor momento de su carrera luego de acumular seis derrotas consecutivas en primera ronda, muchas de estas frente a rivales de cuestionable nivel.

Si analizamos a los verdugos del "Príncipe" nos daremos cuenta que hoy el chileno puede perder con cualquiera, pero también está la garantía que inspirado será un problema para todos. Esto sumado a que su nivel cuando juega por Chile crece notablemente.

De todas formas, y como fue planteado en estas páginas hace unos meses, Jarry necesita un cambio de mano urgente. Es un hecho que su tenis se estancó, y que su proceso con su actual cuerpo técnico tocó techo. Hoy, el santiaguino necesita un aire nuevo que pueda reverdecer su tenis y maximizar sus ricas cualidades para no repetir un final de temporada tan negro como el que está viviendo.

Ojalá Madrid sea el primer paso para el esperado renacer, Chile lo necesita.