La columna de Ernesto Contreras: Holloway, más bendito que nunca

El periodista de Al Aire Libre en Cooperativa comenta el UFC 240.

Foto: ufcespanol.com La columna de Ernesto Contreras: Holloway, más bendito que nunca

Max Holloway es imparable. Luego de sufrir un duro traspié en el UFC 236, donde cayó en decisión unánime ante Dustin Poirier por el título ligero, el hawaiano retornó a las 145 libras y volvió a demostrar porque es el mejor peso pluma de todos los tiempos.

Tres meses y medio después de su caída ante Poirier, "Blessed" retornaba a su categoría para defender la correa ante el veterano Frankie Edgar, quien probablemente gozaba de la última oportunidad titular de su carrera. Pero Holloway no estaba para homenajes.

Holloway dominó a "The Answer" durante 25 minutos, manteniendo el control absoluto en el centro del octágono, puntuando en todo los asaltos y defendiendo de forma impecable cada intento de derribo de su rival. Si bien el cardio de Edgar es descomunal, la enorme diferencia de altura y alcance fue un factor clave para esta nueva victoria del oriundo de Waianae.

Con esto, "Blessed" sumó su decimocuarta victoria consecutiva en la división, donde venció a peleadores de la talla de Cub Swanson, Charles Oliveira, Ricardo Lamas, Jeremy Stephens, Anthony Pettis , José Aldo, dos veces, y Brian Ortega, entre otros. De hecho, la última pelea que perdió Holloway en los 66 kilos fue hace seis años, nada más ni nada menos que ante Conor McGregor.

¿Su próximo rival? El australiano Alexander Volkanovski, 7-0 en UFC, y verdugo de Chad Mendes y Aldo en sus dos últimas peleas. De vencer al oceánico, Holloway habrá limpiado por completo la división y pensar en otra aventura en las 155 libras no es descabellado.

En la pelea co-estelar del UFC 240, Cris Cyborg retornaba al octágono luego de su dura derrota ante Amanda Nunes por KO. La brasileña, derrotada luego de 13 años, enfrentó a la invicta local Felicia Spencer, quien a pesar de mostrarse muy competitiva poco pudo hacer ante el brutal volumen de golpes de la ex campeona.

Ahora, Cyborg deberá negociar un nuevo acuerdo con la compañía donde la prioridad será la revancha ante la doble campeona.

"Me gusta. Me encanta. Esa es la pelea que hay de hacer, es la pelea que quiero hacer", aseguró Dana White una vez finalizado el evento.

A cruzar los dedos.