La columna de Ernesto Contreras: Boxeo a puño limpio, la barbarie ha vuelto

El Bare Knuckle Fighting Championship realizó su quinto evento por pago y pone en la palestra una disciplina que parecía extinta.

La columna de Ernesto Contreras: Boxeo a puño limpio, la barbarie ha vuelto

La pelea que protagonizaron los ex peleadores del UFC, Artem Lobov y Jason Knight en el Bare Knuckle FC 5, dio la vuelta al mundo y le devolvió los focos a una actividad que parecía enterrada.

Ambos gladiadores estelarizaron el quinto evento por pago de la compañía que resucitó el boxeo a puño limpio, transformándolo en una práctica legal y controlada en los Estados Unidos a 131 años de su prohibición.  

Lobov y Knight se golpearon a puño descubierto durante 10 minutos, en lo que será recordado como uno de los espectáculos "deportivos" más sangrientos de los que se tenga memoria.

El ganador de la carnicería montada en Mississippi fue Lobov, de triste récord 2-5 en el UFC, y quien ha cosechado cierta fama por ser el mejor amigo de Conor McGregor.

Prohibido hace casi dos siglos por ser considerado una barbarie, el boxeo a puño limpio se convirtió en una práctica deportiva de gran difusión durante el siglo XVIII, siendo el Reino Unido el lugar de su nacimiento. En aquellos tiempos los combates se realizaban sin guantes y sin límite de tiempo, con el fin de organizar espectáculos de apuestas que convertían este circo romano en una práctica muy violenta, en la que habitualmente los púgiles resultaban seriamente lesionados o derechamente muertos.

Imagen foto_00000002

El retorno

El sábado 2 de junio del 2018,  el boxeo "desnudo" resucitó en los Estados Unidos después de 131 años. La compañía Bare Knuckle Fighting Champions (BKFC) fue la encargada de traer de vuelta esta polémica actividad con un evento por pago efectuado en Knyenne, Wyoming, al que asistieron 2.000 espectadores.

Las reglas de esta actividad son únicas. A los peleadores se les permite usar envoltorios alrededor de sus pulgares y muñecas, pero no pueden usar ningún tipo de protección sobre sus nudillos.

Cada round dura solo dos minutos y se pueden llegar a disputar hasta nueve rondas. Los combates se desarrollan en un revolucionario ring circular flanqueado de cuatro cuerdas, que tienen como objetivo darle más dinámica a las peleas.

El ex boxeador profesional estadounidense David Feldman es quien lleva adelante el BKFC, y si bien ha recibido innumerables críticas por traer de vuelta una actividad peligrosa, que puede provocar daños irreversibles a quienes la practican, también ha encontrado a una audiencia que disfruta el producto y que ha repletado los cinco eventos que ha realizado.

El poderoso incentivo económico que representa combatir en el BKFC, provocó que varios ex peleadores del UFC decidieran a probar suerte en el sangriento Squared Circle.

Nombres como los del ex campeón welter Johnny Hendricks, Chris Leben, Chase Sherman, "Rowdy" Bec Rawlings, más los citados Artem Lobov y Jason Knight, son algunos de los artistas marciales mixtos que han cruzado al peligroso mundo de los puños desnudos, asegurando que en una pelea ganaron más que en toda una carrera en el UFC.

La barbarie está de vuelta y no tiene intenciones de irse.